29 de julio de 2011
Escrito por Sebazubia @ 20:02  | Poes?a general
Comentarios (4)  | Enviar

All? estaba ella
la ex novia
busc?ndome entre la gente
intentando encontrarme
La ciudad era algo extra?o
el rio era mar
la orilla una rompiente
y un largo corredor
paseo del caminante
me suspend?a sobre el borde de espuma

Aquel era otro puerto
no estaba la cerealera
ni la casa de prefectura
Y aquella chica era otra chica
a?n luc?a sus rulos
no hab?a rastros de tintura
sus ojos eran todav?a ojos de ni?a asustada

Y me buscaba
pasaba en silencio a mi lado
rastreaba mi aroma
pero a?n as? no me encontraba
yo era otro
me ve?a distinto
hab?a cambiado
me sentaba la barba
no estaba tan delgado
sonre?a
era otro aquel que so?aba
realmente estaba lejos de all?
y era martes


Tags: sueño, madrugada, martes

Comentarios
Escrito por Halachvz
31 de julio de 2011 | 2:49

Tu poema me hace sentir como en un sueño donde lleva un mismo cuadro detalles del pasado y del presente.Un poema profundo. " Rastreaba mi aroma" (la esencia) "Pero aún así no me encontraba" (guiarse por la forma).Me gusta, porque lleva tu aroma.

Escrito por Sebazubia
31 de julio de 2011 | 10:49

Creo que del vamos ese sueño tuvo que ver mucho con vos. La imagen de la exnovia que representa un pasado en particular, un momento en quien fuí alguien que ya no soy. La ciudad del puerto (Puerto San Martín) que ya no da al río sino al mar representa los horizontes que ya no están. Ahora hay nuevos horizontes, nuevos límites con los que todavía no me topé, a los que nisiquiera he divisado. Ya es otro el que escribe, quien relata ese sueño está muy lejos de allí, se encuentra en el presente. Y Halach, amor, sos en gran parte culpable de eso.

 

Escrito por AnaCardinali
31 de julio de 2011 | 19:20

Y probablemente el miércoles serás otra persona. Es lo que siempre me sorprendió y fascinó del ser humano, su capacidad de adaptarse, evaluar los instantes y metamorfosearse en algo distinto, minuto a minuto. Es lo que leo en tu poema, y lo confirmo al ver tu comentario jeje.

Saluditos!

Escrito por Sebazubia
01 de agosto de 2011 | 13:25

Muchas gracias Ana por tu comentario. Es cierto también que es imposible volver a casa. Siempre vamos cambiando, somos otros. Nos enriquecemos o empobrecemos de espíritu. Nuesto alma se hace más dócil o más áspera a cada paso que damos. Pero aquí tiene que ver específicamente con el final de una historia de amor, que se ha dado al comienzo de otra. El cerrar un ciclo. Y lo bien que se siente.